Cinco vecinos de un inmueble de la calle de Loria, tras el Hotel Folch y junto al bar Roses, dos establecimientos muy conocidos en Sant Julià de Lòria, han resultado intoxicados por inhalación de humo tras el incendio que se ha declarado en un un piso de la segunda planta en el lugar mencionado. Dotaciones de los bomberos han conseguido ya extinguir el fuego, que se habrían iniciado en una cocina, y ahora centran esfuerzos en remojar la zona afectada para evitar que se reavive. El incendio ha afectado a cuatro pisos y ha provocado una gran humareda, visible desde varios puntos de la parroquia. Todo el edificio se ha desalojado por precaución.

El fuego se declaró sobre las 3 de la tarde por causas que deberán determinarse en la cocina del 2-1 del edificio por causas que no han trascendido. Según explicó el director del cuerpo de extinción, Juan Carlos Recasens, las llamas se habrían propagado a través del patio de luces y deberían afectado hasta tres otros inmuebles, que han partido importantes desperfectos.

Los bomberos, que han desplazado al lugar tres camiones y dos ambulancias, con un total de quince efectivos, han concentrado esfuerzos en controlar las llamas, al tiempo que rescataban los inquilinos de los pisos con afectación y desalojaban el resto de vecinos. En la zona también se han desplazado tres ambulancias del SAAS -una de apoyo avanzado y dos de convencionales- y diferentes agentes del servicio de circulación comunal. El tráfico en la zona ha tenido que interrumpir.

Puede encontrar más información en el siguiente enlace
Utilizamos cookies para ayudar a proporcionarle la mejor experiencia posible en la web. Al utilizar este sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información
Configuración